lunes, 17 de abril de 2017

Cupcakes de caramelo salado


Estos días de semana santa ya han llegado a su fín y por aquí ya estamos de vuelta. Este último mes hemos tenido un poco más parado el blog y se debe a que están llegando muchos cambios en nuestras vidas y venimos un poquito más tarde de lo normal. En lo sucesivo intentaremos seguir nuestro ritmo habitual y que podáis seguir encontrando por aquí nuestras recetas golosas y dulces que habitualmente soléis encontrar. De todas formas ya sabéis que podéis disfrutar de todas las recetas de forma habitual con el apartado del recetario del blog y que también nos encontraréis en las redes sociales como instagram y facebook. Allí os esperamos.

La receta que hoy os mostramos son unos deliciosos cupcakes de caramelo salado (utilizando entre sus ingredientes dulce de leche que ya sabéis que me encanta). Estos ricos cupcakes los disfrutamos junto a otros dulces en una de las últimas celebraciones que tuvimos en familia.


 

La receta está adaptada de la receta que nos muestran en el libro de Peggy Porschen “Cupcakes”, ya que he reducido sus ingredientes, y a su vez también he añadido menos sal, ya que no a todas las personas les gusta ese toque salado. Si también es vuestro caso podéis obviarlo y disfrutarlos al caramelo o dulce de leche, deliciosos de cualquier manera, no lo dudéis. También comentaros que con estas cantidades, os sobrará almíbar y glaseado, en nuestro caso lo aprovechamos utilizándolo en otros dulces.


Ingredientes:
(Para aprox. 10 cupcakes)

  • 115 grs. de mantequilla sin sal. 
  • 115 grs. de panela molida. 
  • Una pizca de sal. 
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla. 
  • 2 huevos. 
  • 115 grs. de harina con levadura.

Para el almíbar de vainilla:

  • 60 ml. de agua. 
  • 60 ml. de panela molida. 
  • ½  cucharadita de aroma de vainilla.

Para el relleno de los cupcakes:

  • 100 grs. de dulce de leche. 
  • ¼  cucharadita de sal marina fina.

Para el glaseado y decoración:

  • 125 gr. de queso en crema entero (a temperatura ambiente).
  • 125 grs. de mantequilla (a temperatura ambiente). 
  • 315 grs. de azúcar glacé o icing sugar, tamizado. 
  • 75 grs. de dulce de leche pastelero. 
  • ¼ de cucharadita de sal marina fina (opcional). 
  • Trocitos de toffee (opcional).



Preparación:

  1. Precalentar el horno a 175ºC y forrar las cavidades del molde para cupcakes con cápsulas. En mi caso utilicé unos moldes de cartón desechables individuales y no necesité utilizar molde de cupcakes para su realización. 
  2. Poner en un cuenco la mantequilla, la panela molida, la sal y la vainilla y batir hasta que esté esponjosa. Batir un poco los huevos en un bol y añadirlos lentamente al cuenco de la mezcla de mantequilla. Batir con rapidez. Si la mezcla empieza a separarse o cortarse, parar de añadir huevo e incorporar batiendo 2-3 cucharadas de harina para cohesionar la masa. Una vez se haya añadido todo el huevo, tamizar la harina por encima y mezclar hasta integrar todo. Con una manga pastelera o una cuchara llenar los moldes a dos tercios de su altura. 
  3. Hornear 15-20 min. Ya sabéis esto depende de cada horno. Estarán listos introduciendo una aguja o cake tester para su comprobación y será necesario que ésta salga limpia. 
  4. Dejar reposar los cupcakes unos minutos fuera de horno y aún calientes pincelar con el almíbar. El almíbar lo habremos preparado anteriormente de la siguiente manera. Poner en un cazo el agua y la panela molida hasta que hierva. Remover hasta que la panela se disuelva, retirar del fuego y dejar enfriar. Una vez frío, añadir el aroma de vainilla al almíbar. 
  5. Dejar enfriar los cupcakes ya bañados con el almíbar en una rejilla metálica. Mientras, preparar el glaseado, el cual realizamos de la siguiente manera. Poner el queso crema en un cuenco y batir hasta que esté liso y cremoso. Colocar la mantequilla y un tercio del azúcar en otro cuenco, batir hasta que la mezcla blanquee y esté esponjosa. Incorporar otro tercio de azúcar y repetir el proceso. Añadir el resto de azúcar y batir de nuevo, raspar las paredes del cuenco para que no queden grumos. Añadir el queso crema, un poco cada vez, mezclar hasta que esté bien integrado. Añadir el dulce de leche con la sal y mezclarlo muy bien. Refrigerar hasta que la mezcla esté bien firme para poder extenderla con la manga. 
  6. Mientras enfría el glaseado, preparamos el relleno de los cupcakes. Para ello y ya estando fríos, mezclar el dulce de leche con la sal marina. A continuación vaciar su interior con ayuda de un descorazonador de manzanas o en su defecto un vaciador de melón y llenar con el caramelo salado. Después volver a tapar el agujero con el trocito de bizcocho que hemos retirado anteriormente. 
  7. Para finalizar, con la manga glasear la superficie de los cupcakes como más os guste y por último decorar con trocitos de toffee o con lo que queráis, a vuestra elección.



No hay comentarios:

Publicar un comentario